fbpx

Como constituir una cooperativa andaluza…y no morir en el intento

Como constituir una cooperativa andaluza…y no morir en el intento

Pasos para constituir una cooperativa andaluza

¿Queremos ser una cooperativa andaluza?

Queremos crear una empresa pero ¿es la cooperativa el vehículo de la misma? Esta forma jurídica es distinta a las que estamos acostumbrados a tratar y se basa en dos puntales: funcionamiento democrático y actividad responsable y solidaria. Nuestros primeros pasos como empresarios deben ir encaminados a saber no sólo si encajamos en este sistema si no si nuestros compañeros de viaje, los socios, son los adecuados para continuar. Es un proceso de introspección y de diálogo donde cada uno de los futuros participantes deben poner todas las cartas sobre la mesa para explicar a los demás qué esperan de la misma, cuáles son sus expectativas económicas y, por qué no, vitales y qué disponibilidad y tiempo tienen para un proyecto nuevo.

Las sociedades cooperativas andaluzas son empresas organizadas y gestionadas democráticamente que realizan su actividad de forma responsable y solidaria con la comunidad y en las que sus miembros, además de participar en el capital, lo hacen también en la actividad societaria prestando su trabajo, satisfaciendo su consumo o valiéndose de sus servicios para añadir valor a su propia actividad empresarial, con arreglo a los principios y disposiciones de la Ley 14/2011 de 13 de diciembre de Sociedades Cooperativas Andaluzas.

Este punto, que podría considerarse baladí, es probablemente el más importante ya que determinará si es viable o no empezar una aventura donde la ayuda mutua, la cooperación y el trabajo en equipo son fundamentales para el día a día.

Una cooperativa es dejar de pensar en mi y pensar en nosotros

Una vez decidido que queremos ser cooperativa deberíamos estar asesorados para saber qué tipo de cooperativa deberemos ser (en la página de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo tenéis una excelente descripción de los distintos tipos)  en este punto es fundamental contar con el asesoramiento de profesionales pues, en buena medida, pueden guiarnos en el laberinto de gestiones que deberemos llevar a cabo y además pueden ayudarnos a ver si nuestros proyecto de empresa es viable. Nuestra recomendación es contar con los profesionales que integran los Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial, CADE, que están repartidos por toda la geografía andaluza y que nos guiarán y aconsejarán de forma totalmente gratuita.

Plan de viabilidad

Aunque nuestra idea sea original y creamos que nuestro producto o servicio va a ser innovador debemos evaluar desde cero la viabilidad del proyecto de empresa y eso exige plantear desde la base misma las inversiones que deberemos realizar, los gastos que tendremos y los posibles ingresos. Este punto obliga a expresar numéricamente nuestras ideas, a comenzar a hablar de nuestra capacidad de venta, de nuestras necesidades iniciales, de cuánto deberemos ingresar y mucho más que debe conformar una gran cantidad de datos que nuestros asesores deben evaluar para conocer, antes de ir más allá, si nuestro proyecto es viable económicamente.

Un plan de viabilidad es un documento que permite al emprendedor evaluar la rentabilidad económica de su proyecto. Para ello, se analizan tanto las inversiones y gastos que el negocio ocasionará como los ingresos que se prevén obtener.

Plan de empresa

Una vez nuestros asesores, o nosotros mismos, hayamos analizado la posible viabilidad del proyecto debemos integrarlo en una estructura más compleja llamada plan de empresa donde vamos a analizar en mucha más profundidad mercado, estrategias, actividades, competencia y productos para llevar nuestra idea de empresa a una realidad tangible. Podemos encontrar una enorme cantidad de ejemplos muy trabajados en la Oficina Virtual de Empleo de la Junta de Andalucía separados por sectores y actividades.

El plan de negocios es una forma de los objetivos de negocio, recogidos por escrito en un documento, que desarrolla, sistematiza e integra las actividades, estrategias de negocio, análisis de la situación del mercado y otros estudios que son necesarios para que una idea de negocio se convierta en una empresa viable, y en el cual se recoge la idea de rentabilidad del negocio, el organigrama de la organización, la estructura de capital, la evaluación financiera, las fuentes de financiación, el personal necesario junto con su método de selección, la filosofía de la empresa, los aspectos legales, y su plan de salida.

En próximos artículos hablaremos de los aspectos legales y técnicos.

Compartir el artículo


¿QUIERES RECIBIR NUESTROS ARTÍCULOS EN TU CORREO?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies